martes, 20 de enero de 2009

Críticas de cine: JVCD, de Mabrouk El Mechri (2008)

TITULO ORIGINAL: J.C.V.D. (JCVD: The Movie)
AÑO: 2008
DURACIÓN: 93 min.
PAÍS: Bélgica
DIRECTOR: Mabrouk El Mechri
GUIÓN: Frédéric Bénudis, Christophe Turpin
MÚSICA: Gast Waltzing
FOTOGRAFÍA: Pierre-Yves Bastard
REPARTO: Jean-Claude Van Damme, François Damiens, Zinedine Soualem, Karim Belkhadra
PRODUCTORA: Coproducción Bélgica-Luxemburgo-Francia; Samsa Film S.a.r.l.
WEB OFICIAL: http://www.jcvd-lefilm.com/

Valoración: 6.
Esta es una película muy difícil de etiquetar, una de esas cintas un tanto extrañas que uno no sabe muy bien como tomarse. ¿Es un docudrama? ¿Es cine dentro del cine? ¿Es una comedia agridulce? A estas alturas, el que más y el que menos de ustedes sabrá quien es Jean Claude Van Damme y conocerán gran parte de su cine. Películas tales como "Contacto sangriento" o "Kickboxer" forman parte del imaginario juvenil de muchos de nosotros y constituyen un buen pedazo del cine palomitero de finales de los años ochenta. Personalmente, he sentido siempre una gran simpatía e incluso admiración por el heroe de acción por antonomasia, encarnado en actores como Sly, Arnold Schwarzenegger o el mismísimo Bruce Willis, junto con gente como el pétreo Chuck Norris, el ahora hinchado Steven Seagal y, por supuesto, el amigo Jean Claude Van Damme, protagonista de este "JCVD", dirigida por el desconocido Mabrouk El Mechri.

Jean Claude Van Damme aguardando a revitalizar su carrera.

Encuentro en "JCVD" cierto paralelismo con lo que quiso hacer Silvester Stallone el pasado año con su John Rambo y el Rocky Balboa del 2006, ya que como ocurrió en el caso de Sly, ambos actores han vuelto a la palestra tras años de semi olvido. Sin embargo, mientras que Silvester Stallone (dejando de lado la calidad de no pocas de sus películas), demostrando una vez más que es un hombre de una gran inteligencia, lo logró demostrando que, envejecidos pero convenientemente acualizados, había todavía un hueco en el nuevo siglo para los dos héroes que le dieron fama y fortuna con resultados más que decentes y hablando a traves de ellos (sobre todo con el alter ego del actor, que no es otro que el vapuleado Rocky) , Jean Claude Van Damme se desnuda ante la cámara interpretándose a sí mismo y sumergiéndose en una ficción que le permite hacer borrón y cuenta nueva de su vida artística y privada, en una película que es cine dentro del cine, salpicada de un humor socarrón y definitivamente catártica para el actor que la interpreta.

Hay tanto de sintésis, retorno y cambio de rumbo artístico, que el actor, tras ser contactado por Sly para formar parte del reparto de The Expendables, a estrenar en el 2010, la historia de un grupo de mercenarios que viajan a suramerica para derrocar a un peligroso dictador, de claras referencias ochenteras, declinó amablemente su invitación, alegando que en el futuro y gracias al éxito de crítica de JCVD, elegiría otro tipo proyectos. Aún queda por ver si lo conseguirá.

Jean Claude Van Damme,
alucinando con las elogiosas críticas hacia su última película.


Jean Claude Van Damme está atravesando un mal momento: sus últimas películas se ruedan en paises asiáticos en el otro lado del mundo y van directamente al mercado DVD, batalla judicialmente por la custodia de su hija y pasa por un mal momento económico, que lo lleva a verse involucrado en el atraco a una sucursal de correos de Bruselas. Partiendo de esta premisa, se empiezan a suceder los típicos tópicos del género de acción: el atraco imprevisto, el policía dialogador y las fuerzas de intervención rápida de gatillo fácil, los rehenes, el malo bueno y el malo más malo que nadie, incluso no falta un videoclub que hace las veces de centro de operaciones, como símbolo del tipo de cine que en cierta forma esta película homenajea. Y por encima de todo el héroe, un Jean Claude Van Damme vulnerable, sensible y con bastante mala suerte.

Recomendable si hay ganas de redescubrir a un actor y recordar con añoranza un cierto tipo de cine que ya nunca volverá.

1 comentarios:

Ixowa dijo...

Esta película me produce mucha curiosidad, aunque Van Damme para mi siempre ha sido un personaje de segunda categoría en el cine esta peli tiene pinta de ser interesante, espero verla pronto.

Anchiano © 2008 Template by:
SkinCorner