jueves, 15 de enero de 2009

Críticas de cine: Australia, de Baz Luhrman (2008)

TITULO ORIGINAL: Australia
AÑO: 2008
DURACIÓN: 165 min.
PAÍS: Australia
DIRECTOR: Baz Luhrmann
GUIÓN: Baz Luhrmann, Ronald Harwood, Stuart Beattie, Richard Flanagan (Historia: Baz Luhrmann)
MÚSICA: David Hirschfelder
FOTOGRAFÍA: Mandy Walker
REPARTO: Nicole Kidman, Hugh Jackman, David Wenham, Bryan Brown, Jack Thompson, Brandon Walters, James Hong
PRODUCTORA: Coproducción Australia-USA; Bazmark Films / Twentieth Century-Fox
WEB OFICIAL: http://www.australiamovie.com/

Nota: 5.
Imaginen un empalogoso pastel de cumpleaños de plástico, lleno hasta el hartazgo de aire y cubierto de rojas y brillantes guindas, por el que un niño estuviera obligado, si o si, a aplaudir, soplar las velas y pedir un deseo. Pero si son ustedes niños exigentes, apagaran las velas de un manotazo, enviaran el pastel bien lejos y pediran un deseo: que Baz Luhrmann deje de hacer cine o en su defecto, que comprenda de una vez por todas que la desmesura, su marca de la casa, a veces puede jugar en su contra con según que público.

La Kidman con el primo aborígen de Webster.

Pero sigan imaginando. Imaginen que en esta película, el guión es previsible desde el principio hasta el final, lleno a reventar de tópicos nauseabundos, hasta tal punto de que uno sabe quien es cada personaje y qué va a hacer a lo largo de toda la película. Pero no se trata del dibujo certero de cada uno de ellos, sino de una previsibilidad que raya en lo insultante.

"Pongamos cara de que nos deseamos mucho, Nicole."

Todo en Australia sigue el mismo principio, de hecho. Aqui toca poner una voz en off y aqui música con mucha emoción, que hay que llorar. Allí mostramos a la chica, remilgada pero que esconde una mujer de armas tomar y luego, al chico, un hombretón de pelo en pecho de rudos modales que la poseerá tarde o temprano. No falta el viejo borrachín que se redime, el niño, el malo, el amigo del prota, las dos o tres escenas de acción, un incendio, un bombardeo, una evacuación, un sacrificio, el mensaje reivindicativo y moralizante de chichinabo que en realidad no le importa un pimiento ni al director ni al equipo que lo acompañó en este bodrio (con crítica hacia la iglesia católica incluida, faltaría más) y un largo etcétera, que no es mas que un descomunal refrito de otras películas ya vistas. No tiene reparos el director en ponerse el delantal y servirnos este plato indigesto. Llegó un momento en que pensé si no sería está la intención del director, hacer una película épica que no se toma en serio a si misma. Si esta era su intención, se le fué mucho la mano. Pero nunca me gustó mezclar lo salado con lo dulce. Aunque estoy divagando, es que es así de mala.

Despiporre a la australiana.

Despues de todo esto, pocas cosas más quedan por decir. Tanto Nicole Kidman como Hugh Jackman, tenían ya claro lo artificial que iba a ser esta película e interpretan sus respectivos papeles en consecuencia. A veces, el doblaje enmascara la labor de los actores anglosajones, pero en esta ocasión, puede verse a las claras la desgana de ambos.

No, aqui no sale Scarlett O'hara con un nabo en las manos,
pero pudiera ser.


Resumiendo: una película que pese a su pretendida (y es que pretender es la palabra que la define) espectacularidad, es incomprensiblemente lamentable.

5 comentarios:

Ana dCardona dijo...

ESTAN FILTRANDO UN CONCEPTO NUEVO PARA CINE MEXICANO. ENCONTRÉ UN TRAILER PRODUCIDO POR CINEMAHAVANA.
AQUI ESTA LO NUEVO QUE PARECE VENIR:

www.cinemahavana.com

saludos.

Cardona,

Koji Kabuto dijo...

Coincido en que es pretenciosa y me parece que es su mayor defecto porque se recrea demasiado en situaciones de fallida emoción o épica.
Creo que la misma película contada en algo más de 100 minutos hubiera proporcionado un buen rato de entretenimiento.

Anchiano dijo...

De hecho, parece que la película tuviera dos partes. Cuando todo el mundo piensa que ha terminado, resulta que no, que el martirio se alarga teinta o cuarenta minutos más. Tienes razón, con menos metraje, la cosa hubiera sido pasable.

Yeray-Muad'Dib dijo...

La verdad: yo cuando ví en Moulin Rouge (una de las peores experiencias de visionado de mi vida) a esa gente perpetrando sin ningún tipo de respeto o coherencia el "Show Must Go On" de Mercury ya puse al Luhrmann en mi lista negra.

Y parece que tu opinión es la general que he oído por ahí sobre esta peli.

Anchiano dijo...

No veas Australia. Yo la padecí, porque me invitaron al cine y decidieron por mi, pero en condiciones normales nunca hubiera ido a verla.

Anchiano © 2008 Template by:
SkinCorner