lunes, 12 de mayo de 2008

Críticas de cine: Iron man.

TITULO ORIGINAL: Iron Man (Ironman)
AÑO: 2008
DURACIÓN: 126 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Jon Favreau
GUIÓN: Arthur Marcum, Matt Holloway, Mark Fergus, Hawk Ostby (Personajes: Stan Lee)
MÚSICA: Ramin Djawadi
FOTOGRAFÍA: Matthew Libatique
REPARTO: Robert Downey Jr., Terrence Howard, Gwyneth Paltrow, Jeff Bridges, Stan Lee, Leslie Bibb, Clark Gregg, Shaun Toub, Faran Tahir
PRODUCTORA: Marvel Enterprises / Goldman & Associates
WEB OFICIAL: http://www.sonypicturesreleasing.es/sites/ironman/
Valoración: 7,5.

"Lo que llevo en el pecho es lo último para molar en los afters"

Cuando era joven, fuí un devorador de comics de la Marvel y tambien, por supuesto, de la editorial DC. Sin tener un superhéroe favorito, leí historias de buena parte de ellos. Con el paso de los años, evolucioné en mis gustos comiqueros y comezé a leer otros géneros. Revistas como CIMOC, 84 y su sucesora Zona 84 me abrieron las puertas al comic de tematica adulta y terminaron por forjar en mi el lector de comics convencido que soy. Hoy día, a poco de cumplir los treinta y siete, sigo leyendo comics con renovadas energías y de vez en cuando, caen entre mis manos nuevas historías superhéroicas, entre comics de culto y alguna rareza underground. Puedo afirmar, sin la menor duda, que nos encontramos ante el noveno arte y que ya es hora de darle el reconocimiento y el respeto que las historias viñetadas se merecen.

"Si la benemérita tuviera este guante para dar el alto,
otro gallo cantaría"


Viene a cuento esta pequeña declaración de principios no con la intención de justificar el porqué Iron man se merece una crítica entusiasta, cuando muchos podrían tildarme de incondicional dado mis gustos previos de toda una vida, sino que, precisamente por eso, estoy en condiciones de afirmar que Iron man es una excelente adaptación del comic homónimo. ¿Cual es la razón? Es muy simple: cuando uno se levanta de la butaca, se siente como un chaval de diecisiete años, después de leer un buen comic de superhéroes, maravillado por las aventuras de su héroe favorito, ansioso por correr al kiosco a comprar el siguiente número de la serie regular. Marvel ha conseguido provocar esa sensación en la gran pantalla y me parece a mi que no es moco de pavo. Y cito a la editorial (o en concreto su división cinematográfica) y no al director, porque me da a mi que Iron man es el protótipo de una serie de películas que vienen que, en mi opinión, aparte de embolsarse suculentos dividendos, pretende trasvasar el universo superhéroico, con sus reglas y peculiar idiosincrasia a la gran pantalla, usando para ello diferentes franquicias que actuarán y interaccionaran en paralelo, hasta culminar con The Avengers. De ahi las adaptaciones que se prepararan de Thor, Captain America y la próxima a estrenar The Incredible Hulk, en esta última donde ya hace su aparición Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr. Hay que tenerlos bien puestos para poner en práctica toda esta logística y emprender tan tamaña empresa.

"No veas como te queda el color pelirojo, paltrow"

Tony Stark (Rober Downey Jr.), es un millonario playboy dueño de un imperio económico dedicado a la fabricación y venta de avanzado armamento. Acompañado por Jim Rhodes (Terrence Howard), amigo de la universidad y su enlace con los militares, asistido por Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), su encantadora secretaria y dejando los asuntos más engorrosos de sus empresas al antiguo socio de su padre, Obadiah Stane (Jeff Bridges), pasa su tiempo asistiendo a fiestas, recibiendo premios, acostandose con top models y haciendo presentaciones de sus productos ante el ejército. En una de ellas, para la que ha de trasladarse hasta la lejana Afganistán, es secuestrado por un grupo de talibanes, de los que, construyendo una armadura de hierro con desechos, consigue escapar y decide tras ello cambiar su antigua vida de lujo y desenfreno.

De playboy malcriado a justiciero acorazado

Iron man es una película ante todo muy honesta, realizada y producida con la única intención de hacer dinero entreteniendo y, como ya he dicho antes, para provocar en el espectador las mismas sensaciones que desde siempre han causado los comics superhéroicos en lectores de todo el mundo. Tony Stark, solventemente interpretado por Robert Downey Jr., que de interpretación y vida disoluta sabe a partes iguales, es un personaje simpático, irónico y chulesco, con pocos matices más allá de una redención que se produce como si una mano invisible tocara algun boton conmutador entre un modo playboy/justiciero renacido. Pero poco importa: los origenes de los superhéroes se han contado en tres o cuatro páginas como mucho. Aqui de lo que se de trata es de verle volar cuanto antes. Y lo hace. Y muy bien, por cierto.

"Soy Jeff Bridges, aunque no os lo creáis"

Los efectos especiales de esta película, realmente buenos, funcionan a la perfección para arropar las aventuras del héroe, cuyas apariciones embutido en la letal armadura son muy espectaculares, salpicadas siempre de unas gotitas de humor. La verosimilitud del tinglado tecnológico es inexistente, pero y al igual que ocurre en los comics, esta película llega a eso que no siempre es fácil llamado "suspensión de la incredulidad". Bravo.

Más allá de la ya mencionada solvencia actoral de Robert Downey Jr., el elenco de secundarios tambien se comporta, empezando por un irreconocible Jeff Bridges, por la guapísima Wynneth Paltrow al que el color pelirojo le sienta estupendamente y un Terrence Howard cuyo personaje no termina de encajar en la película, pero que, como sabrán los seguidores de los comics de Iron man, tomará protagonismo en la secuela a estrenar en el 2010. Tambien podreis ver, como ya es norma en las adaptaciones de la Marvel, un divertido cameo de Stan Lee.

"En esta primera parte no hago gran cosa, amiguitos.
Pero "se us vais" a cagar en la siguiente"

¿Que podemos sacar en claro de Iron man? Pues que los lectores de comics empedernidos, la chavalería con sus politonos y sus chonis, los padres con sus hijos pequeños y ese gran público que devora los blockbusters, pueden acudir sin miedo a equivocarse a ver Iron man y salir contentos diciendo: "ha molao". Incluso algún gafapasta con pañuelo palestino al cuello puede disfrutar si se relaja un poco, que todo puede ser.

8 comentarios:

anro dijo...

Tuve que suplicar a mi compañera para que viniera conmigo a ver "Iron Man", y cuando salimos del cine (supongo que mirando mi cara de satisfacción) me dijo en plan matrona seria "pareces un crío, eres como tu sobrino Diego", y yo le contesté "Seguro que él no disfrutaría tanto como he disfrutado yo"....Se supone que yo tendría que haber sido un sesudo e intelectual hombre de cine y salir diciendo leches de la peli, pero no. Estoy de acuerdo contigo. De vez en cuando se necesita un cine honesto y salir sin que tengas la sensación de que te han tomado el pelo.
Estoy seguro de que uno de los aciertos de la peli ha sido elegir a Robert Downey J.
En el papel prota da la talla del diez y todos los secundarios son pedazo de pastel.
En fin, cuando por la noche llamé a mi hijo lo primero que me preguntó fue ¿A que te gustó Iron Man?, cuando le respondí que sí estuvimos media hora hablando. Eso está bien ¿verdad?
Un saludete

Anchiano dijo...

Esta sensación de rejuvenecimiento que la gente experimenta con esta película me parece genial, las opiniones son unánimes. Si yo fuera integrante del equipo que la ha hecho posible, estaría de lo más orgulloso.

Yo fuí con uno de los compañeros de piso el pasado domingo y despues de acabar la película estuvimos hablando de comics con gran entusiasmo, hablando sobre la proyectada The Avengers, lo mal que nos parecia cambiarle el color a Nick Fury a cambio de tener un actor carismático (no se si sabes que lo interpretará Samuel L. Jackson), quien podría ser capitan america, como lo presentarán, si estará Hulk, etc. También me informó de cosas que desconocía de Iron man y que se supone apareceran en las secuelas. Como quinceañeros.

Se agradece mucho este tipo de cine, es puro espéctaculo, cine de evasión. Considero que cuando una película consigue este tipo de sensaciones, se merece el mayor respeto por parte de, como tu dices, sesudos e intelectuales hombres de cine. Pero en realidad, una pelìcula como Iron man gustará a todos los que tengan todavía un adolescente dentro. Salí del cine muy feliz, fue genial.

Efectivametne, sin Robert Downey Jr., la película no hubiera funcionado como lo hace y todo el reparto le baila el agua a la perfección.

Creo que es un producto de entretenimiento muy sólido. He leido por ahi alguna que otra crítica que, muy artificialmente, intenta denostarla. Sinceramente, no entiendo esa mania por catalogar el cine bueno o malo con según que baremos, casi siempre poco objetivos.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Claro, claro, que la crítica que has hecho tú es la más objetiva del mundo.

Hipócrita.

Anchiano dijo...

Nunca he dicho que la mía sea la más objetiva del mundo, pero si te puedo asegurar que es totalmente honesta. Y en cuanto a catalogarme como hipócrita, tú mismo.

Si por un casual, en un futuro vuelves a pasarte por mi blog y decides dejar otro comentario, te agradecería que primero, argumentarás tus palabras y segundo, que te abstuvieras de hacer descalificaciones personales que no vienen a cuento y son totalmente gratuitas.

Que tengas un buen día.

Anónimo dijo...

Vamos, empiezas tu post hablando a tus gustos de la infancia/juventud por los comics. Y en base a eso, opinas sobre la película. ¿Hay algo más subjetivo que eso?

No es una descalificación personal. Es la verdad. Atacas la subjetividad de otros, cuando tú te dejas llevar por lo mismo, y encima tienes el morro de decir que no, y me sales con la honestidad, como dando a entender que tu subjetividad es la verdad, y la de los otros no.

Repito, hipócrita.

Anchiano dijo...

Precisamente por eso mi crítica es honesta. Me declaro lector de comics para justificar una de las razones por las que me gusta esta película, ya que proporciona las mismas sensaciones que provocan los comics sobre superhéroes y estaras conmigo, que la adaptación cinematográfica de un comic de este género tiene en ello una de sus mejores bazas y una de sus razones de ser. Otra cosa es que eso lo consiga o no. Iron man si que lo consigue.

En cuanto a las otras críticas a las que me refería en mi post (que en realidad es sólo una y que puedes ver en http://www.blogdecine.com/2008/05/09-iron-man-begins-flojamente, sino la has leido ya, que me da a mi que sí, sino eres el mísmisimo autor), no hubiera desatado mi indignación si como yo, hubiera puesto a sus lectores en antecedentes de sus filias y sus fobias. Frases como: "vaya por delante que no soy dado a leer comics", "siento animadversión por los playboys" o "me revientan las películas que hacen caja", habrían contribuido a que su crítica pudiera gustar o no, se pudiera estar de acuerdo con ella o no, pero al menos hubiera sido honesta, cosa que no lo és, en absoluto. Y muy ligera de pies, además.

Nadie es completamente objetivo, todo lo que hacemos esta filtrado por nuestras experiencias, modos de ver la vida e incluso nuestas tendencias políticas, pero muy pocas veces se hace con honestidad y franqueza, una palabra que yo creo que está a punto de desaparecer del diccionario por lo escaso de su uso.

Yo estoy dispuesto a decir que es lo que me gusta y que es lo que detesto antes de hacer una crítica, pero otros evidentemente no.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues no, no soy ese que citas, aunque leyendo su crítica no la veo tan distinta de la tuya. Es más, es mucho más loable no dejarse llevar por fobias personales a la hora de hacer un film, y tampoco por lo contrario, que sí, lo justifica, pero te puede cegar. En eso tú estarás de acuerdo conmigo.

No creo que esa crítica que citas esté hecha desde desde una posición contraria a la tuya. Los dos destiláis poca objetividad, y yo estoy de acuerdo con los dos (en eso, no en la opinión de la película), pero lo que me ha jodido es ese carácter presuntuoso afirmando que tu subjetividad es mejor que la de otros.

No amigo anchiano, precisamente es la subjetividad la que hace decir las cosas de forma distinta, y es la subjetividad lo que hace honestas las opiniones. Cuando se vuelven objetivas es cuando se pierde esa honestidad de la que hablas.

Anchiano dijo...

"Es más, es mucho más loable no dejarse llevar por fobias personales a la hora de hacer un film, y tampoco por lo contrario, que sí, lo justifica, pero te puede cegar."
¿Hablas de hacer películas o de hacer críticas? ¿En que quedamos, ser subjetivos o ser objetivos? Para ti hay que quedarse en la mitad, ¿no? Ni chicha ni limoná.

Si para ti, que yo confiese mi amor por los comics, que considere una crítica ajena de esta pelicula en cuestión, mala de solemnidad, hecha con dejadez y escasez de argumentos válidos, con el único afán de denostarla artificialmente (que es lo que a mi me ha jodido de esa crítica), que lo haya dicho publicamente a su autor mediante el correspondiente comentario (que has sido duro sí, pero siempre respetuoso) y que mi crítica, en el otro extremo, sea muy positiva y apasionada, es hipocríta por mi parte, es una paja mental que te has creado. Y que digas que yo he afirmado que mi subjetividad es mejor que la de otros (jamás he dicho eso, es únicamente tu apreciación) y que soy un presuntuoso (no me conoces de nada para decir tal cosa), es la segunda y tercera paja mental respectivamente, que te has hecho.

Para resumir, piensa lo que quieras.

Anchiano © 2008 Template by:
SkinCorner