domingo, 20 de abril de 2008

Televisión: "Dexter"

¿Quien es Dexter? Buena pregunta, pues es la pregunta y no la respuesta o posibles respuestas, todas válidas, las que podrían definir esta nueva vuelta de tuerca del reciente fenómeno que suponen series como "Prison Break", "Lost" o "Heroes".

Aunque hay quien las cataloga dentro del género televisivo de las Sitcom (abreviación anglosajona del termino Situation comedy o comedía de situación para que nos entendamos todos), es evidente que comparten audiencia masiva y mimo por parte de las grandes cadenas estadounidenses, pero es un término más adecuado para series por todos bien conocidas tales como "Friends", la estupenda "Frasier" o sin salir de nuestro país, el incontestable spin-off de "Siete Vidas" que es "Aida". "Dexter" es... otra cosa.

Ambientada en la ciudad de Miami, refugio de disidentes cubanos y reposo para los jubilados norteamericanos, que terminan allí sus días atraidos por su clima tropical, recoge las aventuras y desventuras de Dexter Morgan (Michael C. Hall, conocido por la premiada serie "Dos metros bajo tierra"), un médico forense experto en sangre que es un excelente profesional, un buen hermano, un novio cariñoso y comprensivo y en general, un tipo de lo más cordial. Sin embargo, todo ello no es más que una máscara convenientemente moldeada y ajustada para esconder su auténtico yo, el de un asesino en serie frío y calculador, que goza inflingiendo sufrimiento a los demás y se maravilla con la sangre derramada, a poder ser por el mismo.

A primera vista, nada hay nuevo bajo el sol. Pero es aqui donde los guionistas, en un alarde de imaginación y sutileza, le dan la vuelta a la tortilla y consiguen que alguien, que en teoría debería resultarnos repulsivo, termine por caernos bien. ¿Como se ha logrado semejante pirueta? ¿Que hay de diferente en Dexter? Ah, amigos, aqui viene lo mejor.

Dexter, no es un asesino como los demás, porque tiene un férreo código de honor, cual samurai de la sangre, como un hipocrátes del desmenbramiento, inculcado por su padre adoptivo Harry Morgan (James Remar), que al descubrir los instintos criminales del pequeño Dexter, en un acto de amor (y una filigrana increíble de los guionistas pero que milagrosamente consideramos plausible), alecciona al pequeño asesino durante años para dotarle de una especie de salvoconducto social, que es, sinceramente, una de las argucias mas prodigiosas de la reciente televisión que nos llega desde más allá del Atlántico.
Dexter mata solo a los malos, amiguitos, como un carroñero del detritus de nuestra sociedad, un lobo en la noche que se mueve en silencio y que no se come nuestro rebaño, sino que aniquila a los demás lobos. Nos entrega su mentira y nosotros se lo pagamos con nuestra indiferencia, consciente o no.

Además, el personaje de Dexter es el epícentro de todo el argumento, puesto que los demás personajes se mueven en torno a él. Entonces cambia su papel de asesino para erigirse en una suerte de observador imparcial de las conductas ajenas, ni juez ni parte. ¿Como puede el juzgar las mentiras que viven los demas cuando la suya es tan grande? Además, se dislumbra algo más en la personalidad de este sorprendente monstruo y es que, tal vez y solo tal vez, no sea tal.

Por último, cabe reseñar algunos paralelismos que guarda con otras series y que muy probablemente no resulten gratuitos, conformando la base de las influencias y recursos que los guionistas han usado en la fragua de esta serie condenada al éxito. A poco que me apureis citar a "Psych", a causa de los flashbacks que se suceden para mostrar momentos concretos de la relación entre Dexter y su padre que provocan hechos del presente, de la misma manera en la que se suceden en la serie protagonizada por James Roday o sin ir más lejos la veterana "CSI: Las Vegas", sin olvidar las obvias relaciones con el género de serial-killers que inauguró el afamado gourmet Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos (The Silence of The Lambs, 1991).

"Dexter" se emite los lunes en Fox, a las 22:15 h.

3 comentarios:

Pit dijo...

Dexter es una serie prácticamente perfecta, por lo menos la primera temporada (en cuanto termine la cuarta de lost empezaré con la segunda) la vi en Ingles con subtitulos, y es muy interesante escuchar hablar a los personajes cubanos intercalando expresiones en español entre el ingles, cosa que se ha perdido con el doblaje, no muy bueno, al Español.

Anchiano dijo...

Yo solo he visto los tres primeros episodios pero me ha encantado. Me lo recomendó un geek de Facebook y la verdad es que está genial, el tiempo se pasa volando y quieres ver más. Los americanos hacen unas series cojonudas, no cabe ninguna duda. Y es verdad, el doblaje no es nada bueno. Yo creo que es por las prisas de emitirlas en España.

Seth Fortuyn dijo...

Yo también he visto solo tres episodios, pero es INCREIBLE.
Flipo, con eso de que las series tengan un nivel más alto (en ocasiones, muchísimo) que el cine.
¡Es que me tienen enganchado a más de 10 series!

Anchiano © 2008 Template by:
SkinCorner