domingo, 16 de marzo de 2008

Críticas de cine: El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford

TITULO ORIGINAL: The Assassination of Jesse James By The Coward Robert Ford
AÑO: 2007
DURACIÓN: 160 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Andrew Dominik
GUIÓN: Andrew Dominik (Novela: Ron Hansen)
MÚSICA: Nick Cave, Warren Ellis
FOTOGRAFÍA: Roger Deakins
REPARTO: Brad Pitt, Casey Affleck, Sam Rockwell, Sam Shepard, Mary-Louise Parker, Jeremy Renner, Ted Levine, Paul Schneider
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures
WEB OFICIAL: http://jessejamesmovie.warnerbros.com/
Valoración: 7,5.



Antes que nada, nótese el nuevo encabezado para las críticas de cine. Un intento de relacionar los títulos de los posts con sus correspondientes categorías y otro intento más de domeñar mi natural tendencia al desorden, que por cierto es una partida que a mis treinta y tantos años tengo irremediablemente perdida.

Hagamos un poco de historia. Jesse James, nacido el 5 de Septiembre de 1847 en Clay County, un pequeño pueblo del estado norteamericano de Missouri, fue combatiente por el Sur junto a su hermano Frank James en la guerra civil norteamericana. Acabada la guerra, Jesse y Frank James, una especie de "makis" a lo anglosajón, forman la banda de forajidos "James Band" (ya veis, lo suyo era dar nombre a las bandas) junto a los hermanos Younger, convirtiéndose en leyenda gracias a sus múltiples asaltos a bancos y trenes y a la simpatía de los perdedores sureños, que veían en Jesse James una especie de Robin Hood confederado, hasta que fue asesinado por dos mienbros de su propia banda, los hermanos Charlie y Robert Ford en 1883 a la edad de 34 años.

Diferentes fotografias reales del forajido Jesse James. De izquierda a derecha: cartel de "se busca" contra Jeese y Frank James, Jesse James a la edad de 20 años y un retrato de los dos hermanos James y Charles F. Taylor, otro mienbro de las milicias de Quantrill.

Hay dos cosas que le quedan a uno bien claras tras ver esta película. La primera, la escasa enjundia que tiene la épica estadounidense (algo comprensible, teniendo en cuenta la juventud de este país, 220 años) y la segunda, el poco amor (metafóricamente hablando) que el director, Andrew Dominik, tiene por el western tradicional. Efectivamente, mientras aqui tenemos al Cid Campeador y a Eleuterio Sánchez alias "El Lute", alli solo tienen a Jesse James (tiene museo propio, no os lo perdais) y por lo visto, jamás le dió por ser licenciado en derecho. Y si, queridos lectores, el director de esta película no le tiene mucho apego al western tradicional, pero tranquilos, esto no es malo en absoluto, porque "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford" es una buena película.

"Me gusta estar con la familia antes de irme por ahi
a asaltar trenes y matar gente.

Yo soy asi, criminal pero campechano."

Basada en la novela hómonima de Ron Hansen, publicada en el año 1983, la película cuenta, tomándose su tiempo, eso si, los últimos días de la vida de Jesse James desde un punto de vista totalmente alejado de la leyenda y con un, a mi parecer, rigor histórico no exento de una notable poesía visual, plagada de silencios y conversaciones en apariencia intrascendentes mezcladas con frases memorables (que, estoy seguro, jamás pronunciaron los personajes reales). Una de las escenas que me llamo la atención, que da una idea del porque de sus dos horas y cuarenta minutos de metraje, es que el director hace uso de una panorámica horizontal "larguiiiiisimmmmaaaaaa", unicamente para rodar la aproximación de dos jinetes a la puerta de una casa.

La escena del asalto al tren.

El reparto está a un buen nivel, desde Casey Affleck (Robert Ford), que dicen que se ha llevado todo el talento de la familia para él, pasando por Sam Rockwell (Charley Ford) y deteniéndose (el buen nivel, se entiende) en la correcta interpretación del amigo Pitt (Jesse James), un actor que siempre hace de Brad Pitt, tanto da si es un forajido como el legendario Aquiles. No obstante no ensombrece la película. Y por cierto co-produce la película junto a Jules Daly.

Aunque aparentemente no ocurra nada,
esta es una de las escenas con más tensión de la película.


Para concluir, destacaría la exquisitez que destila la pelicula, el tratamiento crepuescular del western que maneja el director para desmitificar al personaje, que debió de ser un pájaro de cuidado (al que no trata con mucha simpatía excepto en el momento de su muerte y su forma de afrontarla) y de paso (esto es algo totamente subjetivo por mi parte) críticar un poco esa simpleza del pueblo americano respecto a sus mitos "de andar por casa" y la forma de rodar las escenas de "acción" desprovistas del más mínimo "glamour". En su contra, la duración, excesivamente larga (no es mi caso) para algunos, un cierto lío de nombres al principio de la película (que para los americanos tienen que ser tan conocidos como los de Chiquito de la Calzada o Paquirrín) y el escaso interés que, por lo menos para el que subscribe y a priori, que luego la cosa va mejorando, tiene la historia de este bandolero del siglo XIX.

Para mi, muy recomendable.

4 comentarios:

marcbranches dijo...

Alasgüenas. Precisamente hace poco que vi esta película, que se me escapó en el cine en su momento. Básicamente de acuerdo en tu comentario (aparte de una pequeña rectificación: es Casey Affleck, no Ben) (por suerte para la película). El hermano listo de los Affleck hace un portentoso papel en el que nos descubre sus miedos e inseguridades sin necesidad de verbalizarlos. Brad Pitt demuestra que cuanto más histriónico es su papel más cómodo se encuentra, y que cuando tiene que interiorizar se queda corto. Es una pena que no sepa transmitir esa imagen de leyenda que, por lo visto, es Jesse James para los demás. La película peca a veces de un esteticismo gratuito e innecesario, pero otras, simplemente, te deslumbra (la famosa secuencia del atraco al tren). La última media hora es magistral, ayudada por el hecho de que el ritmo narrativo aumenta en progresión casi geométrica. Y dejo para el final la maravillosa, hipnótica, apabullante B.S.O. de Nick Cave y Warren Ellis, en mi opinión la gran olvidada de los Oscars. Una melancólica maravilla que a mí me puso los pelos de punta. Saludos.

Anchiano dijo...

Muy buenas. Gracias por pasarte por aqui. En cuanto a la confusión entre los nombres de los dos hermanos Affleck, corro raudo y directo a enmendar tamañana cagada.
La verdad es que el hermano listo de los Affleck, como dices, hace un papelón en esta película, esos gestos nerviosos, esas miradas huidizas, de todos los personajes es al que mas entendemos y del que mas nos apiadamos, por lo menos en mi caso. Esta estupendo el tio.
Y en lo que comentas sobre Jesse James, a pesar de que evidentemente Brad Pitt tiene sus limitaciones, no creo que fuera la intención del director alimentar la leyenda, sino todo lo contrario, destruirla. Desconozco como habrá funcionado la taquilla en los Estados Unidos, pero teniendo en cuenta como son, se habrá llevado un varapalo. Creo que el problema de la película y estoy totalmente de acuerdo contigo, es una esquisitez visual innecesaria. Parece que el director, para compensar que esta desmontando la leyenda del forajido más famoso de su país, sustituye la épica que falta con bellas imagenes que sobran. O a lo mejor estoy equivocado y su intención era alimentar la leyenda. Si es el caso, le ha salido mal. ¡Dios mio, voy a cambiar mi crítica! Fijate como puede cambiar la visión de una película según aprecies la intencionalidad del director. De todas formas no, yo creo que su intención era la de desmitificarlo todo.
Por cierto, te añado al blogroll, ¿vale? Un saludo.

Lobo Fenris dijo...

La verdad es que normalmente me aburren las películas del Oeste, pero escuchando las críticas me parece que tendré que verla. Aunque solo sea para formarme una opinión de cual era la intención del director sobre la figura de Jesse James.

Estupenda críticas por cierto.

Anchiano dijo...

Muy buenos días, Fenris. Pues si te aburre el Western clásico, corres el riesgo de quedarte totalmente sopa en esta película, pues tal vez viéndola tengas la sensación de que en aquella época las señales de tráfico impedían a personas y animales moverse a mas de 10 Kilometros hora. Ya en serio, la película es muy lenta, cuenta algo muy concreto de la reciente (siempre reciente) historia de los Estados Unidos y en realidad contempla los últimos días de la vida de Jesse James. Que por cierto, esta película, a pesar de lo que he leido por ahí, de "biopic" no tiene nada. Creo que es una buena película. Te diría que vieras mejor "3:10 to Yuma", lo que pasa que aun no se ha estrenado en España, que tiene más meneo que esta. Pero mejor ve las dos, que el cine alimenta más que un buen bocata de chopped. Saludos y gracias por lo de estupenda crítica, se hace lo que se puede :)

Anchiano © 2008 Template by:
SkinCorner